Entradas

¡Adiós al freno de mano mental!

Muchas veces nos frenamos sin darnos cuenta y por eso no alcanzamos nuestras metas. Hoy justo hablaba con una participante de mis programas de entrenamiento y ella me contaba de cómo descubrió su “freno de mano mental”. Que si vos que me estás leyendo has manejado un auto en algún momento sabés que lo primero que uno “jala” en una emergencia es el freno de mano, ya que es lo primero que detiene el auto antes de tener un accidente.

Pues algo así es lo que nos sucede en la mente, cuando le tenemos temor a algunas situaciones. De hecho a veces no mejoramos en lo que hacemos porque nuestra mente ya está programada para “jalar el freno de mano” cuando ve una situación como algo de emergencia o fuera de lo común. En un caso físico pues el freno nos salva del accidente (quizá); pero en un caso de actuar para mejorar algo en nuestra vida, más bien nos limita en nuestro actuar.

¿Cómo dejo de recurrir a mi freno de mano mental para poder romper esas barreras que yo misma/o me creo y no me dejan progresar? Yo he logrado identificar mis frenos de manos mentales cuando soy consciente de que yo misma soy quien me limito a poder avanzar. Cuando me doy cuenta que la causa de mi pausa soy yo, tomo el papel activo en el asunto y cada vez que me detengo mentalmente, yo misma me empujo a hacer las cosas. A no pensarlo tanto, mmm ¿suena complejo verdad?
Veamos con un ejemplo:

Una poderosa “Fit Human” (participante de mis programas) me cuenta hoy que va a correr con una amiga. De hecho a ella correr no le da mucha gracia, por lo que en su programa no se lo he incluido aún.

Pues me tomo con la grata sorpresa que ella misma decide no hacer caso a su freno de mano mental y sale a correr con su amiga. Y lo más valioso acá es que ella misma sabe que eso fue un acto de rebeldía positiva mental y de salir de esa zona de comodidad.

Ojo que para quitarse ese freno de mano tuvo que llegar al extremo de irse a hacer algo diferente jaja de hecho, o llegaba al carro gateando o daba una milla extra mentalmente y terminada el circuito con la amiga.
¡Y efectivamente dio esa milla extra!

Si ella pudo, vos y yo también podemos. De hecho, debemos de controlar esos frenos mentales que mil veces nos limitan mentalmente. Ajá 🤔 somos nosotros muchas veces la raíz misma de nuestro tope.

¿Cuál es ese freno de mano mental que vos tenés? 😲
Ya cuando lo identifiqués será más fácil dejar de usarlo en todo momento, y empezar a “mandarse al agua” 😎

Se despide María José, Mari LaCoach, Mari, Marijo, o como me quieras llamar! #abrazogrande #marilacoach #compartelobueno