Entradas

¿Existe la espalda “RECTA”? Resolución sencilla y práctica

No sé si le ha pasado que haciendo un ejercicio le dicen que “ponga la espalda recta”, y usted se queda como “WT…”¿cómo hago eso?

Pues a todos nos pasa y al final nadie entiende cómo corregir esa postura y terminan haciéndolo peor.

Por eso hoy en menos de 5 minutos vamos a ver cuáles son esas posturas no “naturales”, cómo saber cuál tiendo a hacer yo y obviamente el cómo hacerlo.

Nuestra columna vertebral se divide en 4 partes: columna cervical, columna dorsal, columna lumbar y al sacro. Y presenta curvaturas naturales, la cuales se ven modificadas por nuestra postura, alguna enfermedad que nos cause dolor y nos haga modificarla para evitar el dolor (esto se llama posturas antiálgicas), algún accidente o lesión. Además de que el largo de nuestra columna es diferente para todos, mientras alguien puede tener un cuello muy largo otra persona puede tener una columna muy corta (por ende las curvas más acentuadas).

Parte de dichas modificaciones son el poner en retroversión o anteversión una columna más que la otra, para lograr compensar alguna debilidad muscular, acortamiento de rango de movimiento en una articulación o una “mala costumbre“.

Y esto incide claramente en nuestro entrenamiento. Es por ello que antes de decidir subir más peso a X ejercicio u optar por uno más complejo, debemos revisar si nuestra postura es la natural, la neutra. En la que sujetamos todo donde debe de ir y no hacemos que recaiga más peso en un lado que en otro.

Cuando una persona dice que tiene hiperlordosis lumbar (anteversión) se refiere a que tiene anteversión de la cadera y tiende a “sacar el trasero”, esto da como resultado una hipercifosis (la columna dorsal se flexiona para compensar el desbalance lineal a causa de que se vaya para atrás la cadera). Algunas personas para intentar corregir esta postura tienden a más bien sacar más pecho y llevar los hombros muy por detrás de la línea es la escápula.

En cambio en la retroversión, lo que sucede es que se “mete el trasero” y la cadera se va como para adentro, como si estuviera contraída en exceso. Otra característica de esta posición es que algunas personas tienden a tener los hombros como “caídos” hacia el frente.

En este vídeo se ve más claro aún cómo es que se cometen esas posturas incorrectas y una forma simple de resolverlo.

¡IMPORTANTE!

La postura neutra es la que respeta la curvatura natural de nuestra columna, como señalo en el vídeo.

Esto afecta en todos los ejercicios que vayamos a hacer, además que no nos permite activar de forma efectiva el core y puede llevarnos a muchas lesiones. Y efectivamente al temido y vivido por muchos dolor de espalda baja.

Para revisar si su postura es neutra este vídeo está genial, y en caso de que no sepa cómo pueda corregirlo o lo ha intentado y sigue notando incomodidades o molestias ¡Contácteme por aquí o dejando un comentario acá en el artículo y yo le contacto por privado y le doy unos cuantos tips que uso con mis clientes!

Ahh y antes de irme algo muy importante, antes de hacer ejercicios básicos como sentadilla, peso muerto, elevación pélvica, press banca, remo o agún otro coloque su mano en la curvatura lumbar (con la palma de la mano viendo hacia afuera) y así se asegura de mantener dicha curva durante el ejercicio.

A revisar esa postura, ¡Nos vemos la otra semana!