¡La felicidad no existe!

Si todo fuera siempre perfecto, sin dolor ni lagrimas entonces no habría ningún tipo de crecimiento personal.

En un mundo donde buscamos siempre estar bien, tener la vida perfecta, problemas resueltos, el bolsillo lleno, la alacena con comida, la mochila con la portátil y el automóvil en perfecto estado… Ahh además de siempre vernos super guapos/guapas, tener la mejor pareja, familia, perros, vestimenta y el trabajo perfecto donde trabajo poco y gano más.. Donde no quisiera tener que esforzarme “demasiado”.

Hagamos un ejercicio, piensa en alguno de los momentos más difíciles de tu vida, ahora responde en tu cabeza las enseñanzas que ese momento X te dio y en quién te convertiste o qué cambió en tu vida posterior a ese momento. Ahora, piensa en los momentos más felices, esos que has se pone la piel de gallina y los ojillos medios llorosos, ¿cuáles aprendizajes tuviste en ese tipo de momentos?…

Ok, ahora sí. Efectivamente en los momentos donde estamos contentos la emoción es tanta que queremos casi que volar. Pero por lo general esos momentos no nos enseñan tanto, en comparación con los momentos que nos sacan las canas, que nos hacen reflexionar y aprender a tomar mejores decisiones.
Ojo que no me refiero a ser de las personas que solo buscan meter la pata y andar sufriendo toda la vida jaja 😒 , pero eso que vemos en redes sociales, todas esas sonrisas, viajes, parejas divinas, cuerpos de otras galaxias, familias más perfectas que un café recién hecho en la mañana 🤭 y seguimos aumentando la lista… Eso no es la felicidad..Eso no existe… Lo creamos para tener cierta aceptación social, para que los demás nos admiren y digan “waooo esta persona siempre está feliz”. Pero sí, la felicidad es algo sumamente abstracto, y no existiría sin el dolor y los malos momentos.

Ajaaaaaa, aquí está el toque de la vida, aprender a convivir con las buenas y las malas.
Hoy quiero que empecemos la semana abrazando los malos momentos y disfrutando esas “cositas pequeñas” de la vida que nos dan plenitud, un abrazo, un buen café. una sonrisa. Así como saborear esos momentos no tan bonitos, que siempre tendrán algo para enseñarnos.

¡NO BUSQUES LA FELICIDAD, VIVE CON PLENITUD CADA MOMENTO DE TU VIDA!

Se despide María José, Mari LaCoach, Mari, Marijo, o como me quieras llamar! #abrazogrande #marilacoach #compartelobueno

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *